sábado, 8 de mayo de 2010

¡Sed!


Miro desde lo alto la creciente del río y siento que todo me pasa por la garganta, que todo lo que se va pasa por mi boca. Se agita mi respiración y abro más los ojos para que pase más agua. Lo que se lleva el río, el río, el agua: Todo fue mío.

1 comentario:

  1. Es mejor que lo que fue tuyo se lo lleve el río, sí.

    ResponderEliminar