miércoles, 1 de febrero de 2017

Para un tonto (o tonta)

Qué importante, para no estar solo, es tener significado
preguntarse por el camino del agua al dibujar un surco inútil con los dedos de los pies.

Cualquiera sabe un cuento y cuando ama
lo repite en su mente y lo recuerda
como si fuera uno distinto cada vez
que lo vuelve a repetir.

Haz la prueba de buscar una palabra
parecida al nombre de una persona
mientras observas la línea de su espalda:
ya no sólo tienes algo que decir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada